domingo, 1 de noviembre de 2009

La nueva fantasía de Viernes


Jorge Sierra encuentra que el nuevo disco de Viernes Verde captura
la faceta más directa y el jamming de la banda.
Seguir leyendo...

Lo que Viernes Verde ofrece en su nuevo y quinto disco es una aventurosa argamasa de Muse, The Killers, Wolfmother, Catupecu Machu y Nine Inch Nails entre otros. En efecto, Fantasía funesta capitaliza nuevas estilísticas sonoras, que alimenta el grunge hecho a lo largo de 16 años. Desde ayer está en circulación el álbum de 15 temas hecho con ingredientes que no dejan de sorprender.

El disco, grabado por el ingeniero Eduardo Santella y mezclado por Igor Cubrilovic, se despliega con un sonido más que aceptable. Así, su primer respiro es el que le da título a la placa. La pieza es más bien una declaración de principios que insta a luchar cueste lo que cueste. “Voy a morir de pie”, aclara hasta el final el cantante. Todo dentro de un tiempo medio, un sonido duro, aunque con un puente muy melódico delineado por un sintetizador.

Le continúa a tiempo rápido Irremediable, que refleja impotencia sobre la soledad. Aquí se llega a la conclusión de que se está, “completamente, irremediablemente solo”. El trato a la voz de Omar Méndez toma un camino atmosférico como también ocurre en Jhyrann duerme, pieza de sonido duro que habla de esa mujer témpano, a quien “no se le pueden retorcer las vísceras y obligarle a sentir”. En estas, como en las tonadas lentas: La danza de Quiscalus Atratus, Nunca más o Carmen, se aprecia una voz con un registro directo, cargada de tensión, oscura, con entraña rabiosa.

Uno nota en este grupo su deseo por ofrecer letras más depuradas sin caer en excesivas dramaturgias. Además aborda temáticas menos frecuentes en el rock nacional, pero que responden a ese atribulado mundo en el que vivimos, tal es el caso de Devuélveme el mar, que es un llamado a llevar la vida de manera legítima y determinante; y Carmen, recreada con toda la banda, narra ese patético abandono que vuelve invisible a las personas. En este caso, el de una mujer consumida por el desamor. Son pues historias espectrales, desesperadas, emotivas, con melancolía de por medio.

Otro aspecto a resaltar ahora es la incorporación más evidente del sintetizador; aquí incluye dos brevísimos cortes instrumentales a manera de interludios: R.E.M. y Síncope azul. También con el teclado introduce de manera inesperada la curiosa Dos monedas de oro para Dance Misterio, con un grunge picado, pero con un cambio inusitado de tiempo para darle paso a pinceladas de tango. Al final, esta cierra con un grito largo y siniestro. A propósito de apariciones extrañas, el grupo también se adentra en algo mestizo que evoca a la música grupera con un coro tipo mariachi en Nunca más, una canción de amor amargo. Atractiva por cierto. Estos experimentos son propios del rock alternativo en español.

Y la última canción de la placa es Más sabe el diablo, que aborda el despecho amoroso, un tema que se venía escuchando ya en sus conciertos.

En fin, libre de concesiones, este nuevo álbum tiene la particularidad de capturar la faceta más directa y jamming de la banda. Con un guitarrista (Francisco Marroquín) arrollador en Raíz animal; un bajista (Carlos Méndez) más puntual y melódico en La danza…; y un batería (Alejandro Gillot), capaz de bordear sin problema los tiempos más laxos como los más vertiginosos. Aquí colaboran, Antonio Aragón en los teclados, y Eduardo Santella, en la programación de sonidos. En suma, esta placa ofrece un bloque sónico que muestra a un grupo ya más fuera del circuito underground, pero más maduro, consciente de sí mismo y capaz de avanzar.

FANTASÍA FUNESTA. SERPIENTE EMPLUMADA PRODUCCIONES. ES EL QUINTO ÁLBUM DE VIERNES VERDE. EL DISCO ESTÁ GRABADO POR EL INGENIERO EDUARDO SANTELLA Y MEZCLADO POR IGOR CUBRILOVIC.

T. Jorge Sierra jorosierra@hotmail.com
F. Alejandro Azurdia. aazurdia@sigloxxi.com

2 comentarios:

quiproquo dijo...

Hola Jorge, te saluda Carlos Chingui Méndez, gracias por la nota y que me alegra que te haya parecido el proyecto. Estamos muy contentos con el jamming!!! jeje.

Andasolo dijo...

Sin tanto detalle y a la mejor conocimiento técnico, confeso seguidor de Viernes Verde desde sus inicios y ya con algunos años parte de la familia rockera Guatemalteca declaro: Viernes Verde está de vuelta y mejor que nunca! Sentí en el disco anterior que su espíritu como banda, con todo el derecho a la evolución, había cambiado de dirección... especulando que estubo influeciado por la necesidad de competir en un mercado mexicano donde la cosa es "vender", o por el entorno... con qué derecho lo digo? Es sólo mi persección como amante de la música rabiosa y hasta cierto punto, heróica...Pero Fantasía Funesta es a mi pensar y sentimiento, el reflejo puro del rock. La entrega de una banda que ha recorrido el camino escabroso de una Guatemala que se basa en apariencias y no en esfuerzo; en lo "apiracional" y no en el trabajo y determinación. Pero el camino duro es el que te define y moldea como el crisol a los metales hasta hecerlos mejores y puros. En este nuevo disco, la madurez de desempeño de cada integrante y su instrumento; la seguridad en la voz de un Omar-Hombre, ya no niño, que con cada letra lo declara intensamente, y a mucha honra... El Viernes Verde que he seguido y conocido por 16 años demuestra con FF que no es experimento. Es una misión. Es el rock mas serio en Guatemala. Sin sueños de riquezas promiscuas ni grandezas no merecidas.
Viernes Verde... Gracias por no ser una fantasía funesta. Gracias por ser una realidad de carne, hueso y alma.
"Al guerrero no lo hace grande la victoria, lo hace la lucha que lo lleva a ella." (yo)
Kurt Zierlein