domingo, 3 de enero de 2010

Hedras Ramos y la locura de los átomos






“Las bandas siguen haciendo los mismos cuatro acordes, y eso es a lo que yo le huyo”, dice este joven guitarrista a Byron Quiñónez, quien lo entrevista.
Seguir leyendo...

Hedras Ramos Jr. me conduce, a través de la sala y el comedor, al estudio de grabación habilitado en la parte lateral de su residencia. Nos acompaña su padre y CECI. El espacio disponible es relativamente poco, debido a la gran cantidad de instrumentos, bocinas y equipo de grabación digital que llenan la estrecho ambiente: dos guitarras eléctricas, un bajo de cinco cuerdas y varios teclados.

Hedras enciende la computadora, abre el programa Pro Tools y elige la canción Dead atom (Átomo muerto). Otro par de clics y la música surge de las bocinas con fuerza y virtuosismo: riffs de guitarra sincopados, una base rítmica llena de contratiempos que añaden complejidad a la melodía, la cual es adornada y enriquecida por solos rapidísimos y perfectos.

Dead atom es un tema instrumental de los que acostumbra Ramos. La fusión de ritmos jazzísticos y progresivos con guitarras metálicas me recuerdan a Dream theather y King Crimson: me hacen olvidar que estamos escuchando a un joven músico guatemalteco y por momentos me imagino que se trata de un proyecto musical de Adrian Belew, Joe Satriani o Steve Vai. “Es una locura”, me digo al escuchar las revoluciones de esta rola. La impresión es tal que me valgo de la experiencia para titular esta entrevista.

El estudio se llena de sonrisas: de satisfacción por parte de Hedras y de asombro y aprobación por parte de la íntima audiencia, mortales con dedos artríticos pero con tímpanos veteranos. Los presentes intercambiamos miradas y asentimos, realmente contentos por el talento que inunda nuestros oídos.

“Mostrales aquella otra canción que me gusta”, sugiere Hedras Ramos padre, quien además de músico profesional (hace años formó parte de la banda Vox Dei) también es productor, arreglista y compositor. “¿Cuál, The hands of God? (Las manos de Dios), pregunta Hedras hijo. “Sí, esa…”.
Termina Dead atom y le brindamos un espontáneo aplauso. Justo cuando uno piensa que el país va para abajo, que el rock nacional está en plena decadencia y rumbo al pozo de la vergüenza colectiva, inesperadamente surge alguien con talento y nos devuelve la fe.

De pronto recuerdo que estamos ante un músico autodidacta que desde muy pequeño ha estado en contacto directo con el mundo de la producción musical (a la edad de 6 años se acercó a la batería y obtuvo su primera guitarra eléctrica cuando cumplió 8), y me digo que eso de ensayar hasta nueve horas diarias durante cuatro años rinde sus frutos.

Hedras elige el archivo solicitado por su progenitor y oprime play. The hands of God es una melodía melancólica y a la vez hermosa, menos movida que la anterior y por ello más introspectiva. En algunos pasajes me recuerda al instrumental Hypnosis, de Testament, y vuelvo a sonreír. Este guitarrista va por buen camino. Gracias a su talento, Hedras le ha abierto a bandas de renombre como White cross (EE.UU.), Kansas (EE.UU.), y Die toten hosen (Alemania). Me cuenta que admira mucho a Joe Satriani, por su habilidad musical y su carisma para interactuar con el público, y le comento que Kirk Hammet, de Metallica, Larry LaLonde, de Primus, y otros guitarristas de alto calibre recibieron clases con el profesor Satriani.

Cuando le pregunto a qué le da más importancia, si a la estructura rítmica o a los solos y el aspecto técnico, responde: “Creo que las dos cosas son importantes. Algo de lo que más me está apasionando ahora es la armonía, hacer cosas difíciles. Yo no miro placer en la música comercial”.
Y añade: “A mí lo que me llena el alma y el corazón es otro tipo de música. Y sí, tiene que ser global: técnica, ritmos, métrica y armonías. Las tres cosas son importantes”, continúa. “¿De qué te sirve tener una canción donde tocás rapidísimo, si la armonía y la melodía son todas simples?”
La conversación gira hacia lo deplorable de la música popular, a la falta de espíritu musical de algunos estilos y la eterna historia de los talentos ignorados por las masas, ya sea por incomprensión o desconocimiento.

“Ahora estoy escuchando mucha fusión, jazz con rock. Algo interesante es que todos estos guitarristas que yo admiro, que son europeos, no tienen la fama que realmente se merecen, porque la música ha evolucionado pero la gente no”.

En Londres
“Al día siguiente de mi regreso de Londres ya estaba componiendo; uno como que viene inspirado…”, afirma Hedras cuando le pregunto por la experiencia de Guitar Idol, el concurso de televisión realizado en junio del año pasado. “Fue una buena experiencia cultural, siempre al visitar otros países uno aprende un montón de cosas que ya quisiera tener acá en Guate. Los finalistas de esta competencia son músicos de otro nivel”.

Desde 2008, Guitar Idol es un concurso destinado a buscar talentos desconocidos alrededor del mundo. En dicho certamen han participado guitarristas de Brasil, Inglaterra, Italia, Rusia, Canadá y Bosnia. Los contendientes participan en tres eliminatorias en línea (heats) y la batalla final se realiza en vivo.

En dicho certamen, en el que participaron más de 1,200 guitarristas de todo el mundo, Hedras obtuvo 122 votos del jurado calificador y recibió uno de los premios más significativos que se entregan a los mejores exponentes: una guitarra Mayones, fabricada a mano en Polonia, con el logo de Guitar Idol.

Además de la guitarra, parte del premio lo constituirá la mezcla de su tercer disco, la que será realizada por un ingeniero de sonido que fue, a la vez, miembro del jurado calificador en el London International Music Show, LIMS.

En palabras de Hedras, “el sólo hecho de ir a otro país es increíble. No tuvimos oportunidad de turistear porque grabamos un DVD y tuvimos los ensayos con la banda… fue una agenda muy apretada. Ahí estaban varios de mis músicos favoritos: vi a Andy James (quien grabó un solo en mi nuevo disco) y a Muris Varajic, otro finalista originario de Bosnia, quien también participa en mi nuevo disco.

El 15 de junio, Hedras grabó su primer video instruccional para la compañia Lick Libray, que funciona por medio de Internet. Con esto, Ramos se convierte en el primer instructor latinoamericano en trabajar para esta compañía.

Con 17 años de edad, el guitarrista tiene contratos y patrocinios con las siguientes compañías: Jam Central Track y Lick Library, de Inglaterra, como instructor virtual en videos para aprender guitarra; con Halo Guitars, Seymour Duncan Pickups, Dean Markley (EE.UU.) y en Guatemala con Red Bull.

“Con lo de las cuerdas Dean Markley, fui a sus oficinas centrales, donde tienen paredes llenas de discos de oro y plata, y me traje una cajota llena de cuerdas de todos los modelos. Tengo que probarlas todas, para ver cuáles me gustan, y en ésas estoy todavía”, relata Hedras.

En lo referente al contrato con Halo Guitars, que lanzará en 2010 un modelo con las especificaciones de Hedras, nos cuenta que “prácticamente trabajamos en un modelo que ellos ya tienen, que se llama Morbus, y me gusta mucho, pero le vamos a cambiar tipos de madera, las pastillas, el trémolo, y va a tener todo a mi gusto. El cuerpo será de caoba pero también tendrá maple azul (flame maple), y la parte de arriba del brazo será de rosewood.”

“Primeramente Dios, estará para el NAMM 2010, la feria más grande de música que se celebra en Anaheim, California, en un edificio de 4 niveles lleno de baterías, pianos, bajos, etc. Es como si fuera un Interfer, pero de música. Ahí se han presentado guitarristas como Satriani y Vai”, añade con entusiasmo.



DISCOGRAFÍA NEW SOUNDS:
Este primer álbum, lanzado en octubre de 2008, fue compuesto y producido por Hedras y coproducido y mezclado por su padre. Está disponible a nivel mundial a través de cdbaby.com/cd/hedrasramos, iTunes, Amazon, Napster y tiendas similares.

The Holy Gift of Shred:
Esta es la producción más reciente, y fue lanzada en noviembre de 2009. Se trata de un álbum con temas navideños, también producido y compuesto por Hedras y coproducido y mezclado por Hedras Ramos, padre.

“Los cinco temas son los de siempre, las que todos conocemos, como Noche de Paz y El Niño del Tambor, sólo que con arreglo de guitarras, teclados, batería y saxofón… Helbert Arias aportó los teclados, Ed Maina grabó el saxofón, Phil Robertson grabó la batería, mi papá grabó algunos bajos y otros los grabé yo”, refiere el joven guitarrista.
Esta producción puede ser adquirida por Internet, a través de cdbaby.com/cd/hedrasramos2, y en Hiper Paiz, Cemaco, Bisel y otros comerciales. El 11 de diciembre fue presentado en vivo, con banda de apoyo, en el restaurante Papazitos.

El tercer álbum será terminado este año, será producido por Hedras y coproducido y mezclado también por su progenitor. El disco cuenta con la participación de músicos extranjeros de gran calibre como Billy Ashbaugh (EE.UU.) en la batería y los guitarristas Andy James (Londres), Muris Varajic (Bosnia) y Jan Cyrka (Londres).

El virtuoso guitarrista guatemalteco, de tan sólo 17 años de edad, puso en alto el nombre de nuestro país en Londres, Inglaterra, en la tercera edición del concurso Guitar Idol.

Hedras tiene contratos y patrocinios con las siguientes compañías: Jam Central Track y Lick Library, de Inglaterra, como instructor virtual en videos para aprender guitarra; con Halo Guitars, Seymour Duncan Pickups, Dean Markley (EE.UU.) y en Guatemala con Red Bull.

T. Byron Quiñónez lobosyovejas@yahoo.com
F. Cecilia Cobar ccobar@sigloxxi.com

1 comentarios:

Hilda Guzmán dijo...

La trayectoria de Hedras Ramos es notable pero no es ni la primera ni la última en Guatemala.

Hedras tiene el apoyo económico que muchos músicos guatemaltecos no tienen y, gracias a la cobertura mediática que le dio su participación en Guitar Idol ha recibido la aprobación del público guatemalteco.

Si bien es cierto que es un excelente intérprete del instrumento, también es importante destacar que al decir que "las bandas siguen haciendo los mismos cuatro acordes" se deja notar el poco y pobre conocimiento que tiene de la música que se está creando y produciendo en Guatemala.

No se vale actuar así. No se vale que porque el tenga un paso más ahora mire a los músicos de Guate sobre el hombro!!!