domingo, 13 de septiembre de 2009

Entre España, Guatemala y el Universo

Julio Gallegos Alvarado | Astrofísico
Jaime Barrios cuenta sobre el trabajo de un reputado astrofísico guatemalteco que ha aprendido, en el extranjero, a apreciar más a su patria.

Seguir leyendo...

Julio Gallegos Alvarado forma parte del equipo del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) en Madrid. Nació en la ciudad de Guatemala en 1971; desde pequeño se interesó en las ciencias y especialmente en las matemáticas.

“Recuerdo que el espectro de la luz me fascinaba; la descomposición por el prisma y la recomposición con un molino pintado de los ‘siete’ colores del arco iris al girar. Mi sueño, recuerdo, era trabajar en un laboratorio con bata y un montón de cristalería llena de compuestos químicos”.

La vocación lo llevó desde el principio de sus estudios universitarios a la Física. Comenzó estudiando Ingeniera Electrónica en la Universidad del Valle, pero se cambió pronto a la carrera de Licenciatura en Física.

“Terminé con una tesis sobre materia obscura. Este tema me entusiasmó y me decidí a hacer el doctorado en esto. Busqué los grupos más activos en este tema y encontré el grupo del profesor Rafael Rebolo, en el Instituto de Astrofísica de Canarias. Solicité una beca a la Embajada de España por medio del Programa Mutis. No supe nada durante mucho tiempo hasta que un día de septiembre de 1995 me llamaron de la Embajada para avisarme de que me habían concedido la beca, pero que debía estar en España antes del 15 de octubre: tenía un mes para prepararme y dejar a mi familia y mi país para perseguir un sueño”.

Después de graduado, continuó trabajando en Europa. “Seguí mi carrera estudiando la Radiación del Fondo Cósmico de Microondas (CMB, por sus siglas en inglés), viajando a Santander, al norte de España, a trabajar en el satélite Planck de la Agencia Europea del Espacio en la Universidad de Cantabria, como profesor e investigador”.

En 2003 se trasladó al Laboratorio de Astrofísica de la Universidad de Columbia, en Nueva York, donde diseñó durante un año filtros para receptores submilimétricos para estudiar la CMB. Al finalizar el proyecto volvió a Cantabria y pasó un tiempo trabajando en proyectos industriales. Luego ingresó en el proyecto Galileo (el futuro sistema de navegación europeo), como parte de la Oficina Científica del satélite Planck.

“En abril de este año, vimos despegar a Planck desde Kourou (Guyana Francesa), y va en camino a L2 (una órbita a 1.5 millones de km de la Tierra), para observar el CMB con una sensibilidad nunca antes alcanzada. Ahora trabajamos en su calibración y verificación; a finales de julio iniciaremos ope-raciones rutinarias y después de unos 13 meses obtendremos los mapas de las anisotropías del CMB, y esperamos que nos revelen algunas respuestas a las incógnitas del Universo”.

Mas a pesar de moverse en los altos centros mundiales de astrofísica, Julio no olvida su país natal. “Sigo extrañando a mi familia, pero ahora tengo una familia también en España, Julia (mi bebé) y María, mi esposa. Sigo extrañando la comida, pero cocino frijoles y de vez en cuando alguna delicia de Petén, gracias a las recetas de mi madre. Extraño mucho a la gente de Guatemala, la forma de hablar, la bulla, el clima, en fin, todo. Pero he crecido mucho. Mi trabajo me ha llevado a trabajar en distintos países y de todos he aprendido y mi cultura se ha enriquecido; pero lo más importante es que me han enseñado a apreciar más a Guatemala”.

T: Jaime Barrios Carrillo. jbarrios@sigloxxi.com F: Archivo, Siglo 21.

1 comentarios:

Faeton dijo...

Soy estudiante de fisica, y al leer sobre tu vida y las deciciones que has tomado para seguir lo que te apasiona, me hace aun mas desear seguir mi sueño... gracis porque motivas con tu trayectoria!!!